Analista político elogió las definiciones críticas de Gildo Insfrán sobre la gestión nacional

El analista político y destacado tributarista César Litvin (foto) elogió a Gildo Insfán por su postura crítica respecto del funcionamiento de la gestión presidencial de Javier Milei señalando que fue el único que asumió posturas claras y convincentes además del gobernador de La Pampa quien se opuso a la propuesta del jefe de estado realizada el 1° de marzo por la noche.

Litvin se refirió al gobernador formoseño en su programa “El gato escaldado” que emite la AM 750 de CABA en el horario de 6 a 10 los días domingo.

Es contador público egresado de la UNNE; socio de Lisicki, Litvin & Asociados; profesor asociado (int.) en la Cátedra de Teoría y Técnica Impositiva I en la Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Buenos Aires, y profesor del Módulo Procedimiento Tributario de la Carrera de Posgrado en Especialización Tributaria en Universidades públicas y privadas, entre otras actividades.

El doctor Litvin leyó los siguientes párrafos del mensaje pronunciado por Insfrán en la Legislatura en marzo.

“El plan económico que implementa la gestión nacional no es novedoso. Repite el modelo neoliberal de la dictadura cívico-militar de 1976: otra vez aplican congelamiento de salarios y jubilaciones, liberalización de precios, apertura comercial indiscriminada y desfinanciamiento de políticas públicas. En campaña decían que el ajuste lo iba a pagar la casta. Luego asumieron el gobierno y se aliaron con la casta para ajustar brutalmente sobre el pueblo.

En los casi tres meses de esta nueva gestión nacional, todos los precios se han duplicado o triplicado. Pretenden que paguemos valores internacionales aún en sectores en los que somos país productor. Esto ocurre con los alimentos, que duplicaron su precio en promedio, y también con los combustibles, que ya llevan un 187% de aumento, arrastrando con ellos las tarifas del transporte público.

Los medicamentos aumentaron desproporcionadamente en este corto tiempo, generando que muchas personas no puedan seguir con sus tratamientos médicos. No hablo solo de jubilados, sino de pacientes de cualquier edad y situación socioeconómica con cáncer, enfermedades crónicas o autoinmunes, cuya asistencia fue eliminada por los recortes nacionales. Esto es un acto inhumano e inmoral.

Pero con este modelo no todos sufren: unas pocas empresas y sectores de poder se están llevando enormes ganancias, mientras aumentan la pobreza y la inseguridad alimentaria en la mayoría de la población.

Seamos claros: existen problemas de muchos años de arrastre en nuestro país. Pero quienes prometieron solucionarlos, hoy solamente los están empeorando. Un ejemplo de esto es la inflación. Hace más de una década que es un problema estructural de la Argentina, y su erradicación fue la principal promesa de campaña del candidato libertario. Ahora vemos que en sus primeros tres meses de gestión, en lugar de bajarla, los indicadores de inflación alcanzaron los peores niveles en 33 años, y actualmente son los más altos del mundo.

Los problemas incluso se extienden a sectores donde antes no se verificaban. Al inicio de este año generaron una disminución brutal en el consumo, incluso de bienes esenciales como la venta de alimentos y medicamentos, que bajaron un 38% y 45% respectivamente. A su vez la producción industrial PyME se derrumbó un 30% en enero, cayendo también la actividad económica general y la recaudación. Entramos así a una recesión que afecta a todos los sectores productivos y pone en peligro el empleo de millones de trabajadores.

La historia nos enseña que este tipo de planes de Gobierno neoliberales terminan recurriendo a métodos violentos para sostenerse por su inevitable pérdida de consenso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *